El populismo político en las Redes Sociales

Recuerdo haber escrito hace unos años un artículo que hablaba de la importancia que tendrían las redes sociales para el mundo político. En ese entonces no fui un adivino, sino simplemente un observador de las tendencias que comenzaban a dar forma a un aparataje comunicacional muy barato que llegaba a las manos de los políticos, de los partidos y de quienes manejan toda la maraña que dirige cada país.

Hoy nadie podría siquiera negar que las redes sociales son probablemente el lugar más utilizado por los políticos para promover sus ideas, campañas y desacreditar a sus contrincantes. Muchas veces con mañas de dudosa reputación, mintiendo y echando a correr rumores como bolas de nieve, que van creciendo tras cada réplica del post. No cuesta mucho viralizar noticias falsas (fake news) desde cuentas también falsas. Usualmente usan algún hecho del pasado o algo contingente para vincular a un político X con la situación, con una gran mentira o verdad a medias y una fotografía comprometedora. Estas fake news nunca tienen fuente, y si la muestran, es de un sitio que nadie conoce o, lo que es peor, divulgada por un medio conocido por difamar y prestarse para apoyar o derechamente iniciar este tipo de situaciones.

Pero el ambiente de neblina tenebrosa que envuelve a la política en las redes sociales no queda ahí, no es suficiente. Los políticos las usan derechamente para realizar populismo, demagogia. Confían en que existen suficientes incautos o ignorantes que creerán a ojos cerrados lo que ellos digan. “Si lo dice Juan Picaporte Recabarren, es porque es cierto”.

Las redes sociales son usadas por Nicolás Maduro y su corte para desprestigiar a quienes opinan diferente a ellos, tanto dentro como fuera del país. Así crean una animadversión en los fanáticos, usando siempre el “amor a la patria” como escudo defensivo. La usan también todos los políticos desde un par de años antes de cualquier elección. Sucede por ejemplo en este momento en Chile, pues se vienen elecciones presidenciales a fines del 2017. Todos los políticos, sin excepción (incluso los oficialistas), se están aprovechando de una mediocre gestión del actual Gobierno, desprestigiando por parejo a los políticos a cargo del país, y ofreciendo dar solución a todos y cada uno de los problemas existentes.

Así ocurre con todos los políticos, debe haber uno que otro que se escapa de este esquema populista, pero si existen, son contados con los dedos de una mano. Ofrecen solucionar todo lo que no se ha podido solucionar durante décadas, como si contaran con una varita mágica que multiplica el dinero y las intenciones, y hace desaparecer la corrupción.

[the_ad id=”57″]

De igual forma las  redes sociales sirven para candidatear a personas que nadie conoce, quienes para figurar rápidamente, utilizan todos los recursos a su alcance para ofrecer y prometer. Más aun que los candidatos conocidos. Aparecen candidatos a presidente que nadie conoce, no tienen partido de respaldo, y prometen terminar con todo lo malo que envuelve al país. Muchas promesas que a todos nos gustaría ver cumplidas, pero ninguno es capaz siquiera de bosquejar seriamente cómo pretenden hacerlo.

Pero el mal mayor no son ellos. Indudablemente los candidatos van a intentar aprovechar las redes sociales hasta donde se puedan estirar usando recursos, pagando y/o aplicando triquiñuelas para engañar a los usuarios intentando llevarlos a su molino. El mal mayor es la propia ciudadanía que se deja embaucar, que no investiga y que la mayoría de las veces sigue una tendencia sólo porque habla mal del candidato que no le gusta, sin molestarse siquiera en investigar un poco antes de emitir opinión o iniciar una nueva bola de nieve en sus propias redes sociales.

Los políticos saben esto y lo saben utilizar muy bien, manipulando al extremos la ignorancia de un gran porcentaje de la población, que hoy es capaz de viralizar un mensaje dañino en pocos minutos. Así, las redes sociales se han convertido en la mejor arma para los Gobiernos y los políticos, y en ellas triunfará quien tenga mejor conocimiento del comportamiento humanos en los medios digitales.

Como contraparte, tenemos a los usuarios, portadores de esta ignorancia que es el alimento de los políticos. La usan y la abusan hasta extremos en los que cuando vemos lo obvio de algo que la mayoría no está viendo o no se molesta en ver, nos damos cuenta de lo mal utilizadas que están las redes sociales y de cómo se abusa del poco interés investigativo de sus usuarios. Incluso si el no investigar antes de opinar y viralizar, involucra el futuro de cada uno de nosotros, de nuestros niños, de nuestros países completos.

Acerca de Sebastián Cristi A. 30 Artículos
Ayudo a hacer más amistosa la Web, sobre todo para quienes buscan generar negocios en ella. Constantemente escribiendo libros y textos de apoyo en Estrategia Digital, SEO, Social Media y E-Commerce.

Anímate y comenta primero que los demás

¿Qué opinas?

Tu E-Mail no se publicará.


*